ASESCON presenta un decálogo de recomendaciones para alquiler de apartamentos turísticos en vacaciones de verano

La experiencia indica que, bajo una apariencia normal y excesivamente positiva del piso o apartamento, puede estar detrás una presunta estafa.

noticia de www.saltv.es

En estas fechas, serán muchos los consumidores que empiezan a planificar sus vacaciones o que incluso en este mes de junio inician sus desplazamientos a distintos sitios donde descansar este verano- Muchos de ellos realizan contrataciones bien en hoteles o buen en apartamentos turísticos.

En los últimos tiempos, a través de los medios de comunicación, se ha tenido conocimiento de que ha habido casos de fraudes relacionados con el alquiler de apartamentos turísticos. Por ello, es esencial tener en cuenta una serie de recomendaciones básicas y extremar las precauciones para que no se produzcan estos engaños.

Y es que la experiencia indica que, bajo una apariencia normal y excesivamente positiva del piso o apartamento, puede estar detrás una presunta estafa. Así, la forma de actuar es la de realizar una publicidad de la supuesta vivienda a alquilar que se trata de un anuncio falso utilizando fotografías de otros anuncios.

En otros casos, también hay problemas con lo que realmente reciben los consumidores al alquilar uno de estos apartamentos turísticos. Se trata de apartamentos que aparecen publicitados exagerando sus cualidades y cuando llega el consumidor no tiene nada que ver la realidad con lo que nos habían anunciado a través de la publicidad.

Para evitar que los consumidores puedan estar siendo víctimas de un fraude, desde ASESCON hacemos los siguientes consejos:

  1. Debemos desconfiar de los anuncios de viviendas en los que el precio del alquiler sea desproporcionadamente bajo. 
  2. Igualmente, tenemos que mostrar debidas cautelas con anuncios en los que aparecen imágenes muy atractivas, en zonas muy turísticas y a precios excesivamente reducidos.
  3. Debemos comprobar que la persona que se dice arrendadora es realmente la dueña del piso o vivienda (por ejemplo consultando al registro de la propiedad). 
  4. Verificar que la vivienda existe realmente. Para ello internet puede ser una herramienta valiosa.
  5. También es conveniente para evitar problemas que se verifique que el apartamento en cuestión está legalmente registrado en la Comunidad Autónoma como “apartamento turístico”. Esto garantiza nuestros derechos como consumidores y una serie de prestaciones mínimas que deben cumplirse. Así, algunas Comunidades Autónomas tienen un registro público que se puede comprobar para ver la verosimilitud del anuncio.
  6. No fiarnos de los comentarios y opiniones de personas que hubieran alquilado anteriormente el inmueble. Seguramente sean mentira igualmente.
  7. No pagar la totalidad por adelantado. Así, aconsejamos entregar la mínima señal posible si esta se pide. 
  8. En el caso de ser un apartamento real, recomendamos revisar la vivienda al entrar para comprobar el estado de la misma.
  9. También es conveniente guardar todo tipo de facturas, folletos publicitarios, contrato, reserva, etc. por si fuera precisa su aportación en una reclamación o denuncia.
  10. En caso de problemas, reclamar. Para ello, pueden ponerse en contacto con asescon.consultas@gmail.com donde atenderemos las consultas y reclamaciones que haya al respecto. No debemos conformarnos y debemos reclamar por nuestros derechos y por los del conjunto de consumidores y usuarios.
© Sal Televisión es una marca registrada.
× ¿Qué necesitas?
Ir al contenido