Black Friday, una oportunidad para impulsar el comercio de proximidad y el consumo responsable

Las compras en las tiendas tradicionales y de barrio, frente a las grandes superficies o las compras online, favorecen un consumo responsable y sostenible y la economía local

noticia de www.saltv.es

La recta final del mes de noviembre tiene todos los años una fecha subrayada en el calendario. Como otras tradiciones de origen estadounidense, en nuestro país se ha consolidado el periodo de compras marcado por el Black Friday, que este año corresponde al día 24, aunque buena parte de los establecimientos y comercios online comienzan a anunciar sus promociones y descuentos desde semanas antes –incluidos los del Ciber Monday–, con el objetivo de captar la atención de las personas consumidoras y disparar el consumo.

La Dirección General de Consumo recuerda que se trata de un periodo idóneo para aprovechar precios rebajados, anticipar las compras de Navidad y no dejarlas para los últimos días. No obstante, se observa una tendencia cada vez más alta de las personas consumidoras que optan por realizar sus compras por internet o acudir a las grandes superficies.

Como alternativa a este consumo, las personas consumidoras pueden optar por un comercio más sostenible, cercano y de confianza, como es el comercio de proximidad. Se trata de acudir a las tradicionales tiendas ‘de barrio’ o a los establecimientos situados en las calles y avenidas comerciales de nuestras localidades o ciudades.

El consumo de proximidad se complementa con el consumo responsable y sostenible, ya que supone, entre otros aspectos: ahorrar en transportes y combustible (por ejemplo, se elimina la huella ecológica de los envíos a distancia de las compras online); minimizar las compras impulsivas, invitando más a la reflexión; favorecer la economía local; y obtener una atención más personalizada.

En cualquiera de los casos, desde Consumo Responde se incide en los consejos fundamentales para no caer en un consumo sin control y en compras y gastos innecesarios. Antes de adquirir un producto, debemos comparar precios entre distintos establecimientos o webs. Es de mucha utilidad hacer una lista previa de los productos necesarios.

Debe recordarse que, junto al precio que aparece rebajado, debe exponer el precio anterior. Las garantías para estos productos rebajados de precio –u objeto de promociones– deben ser las mismas de siempre, y los establecimientos sólo están obligados a devolver el dinero si el producto tuviera algún defecto. Consumo Responde recuerda que es fundamental conservar el tique de compra o la factura, en caso de posible reclamación.

Para las compras a distancia (online), las personas consumidoras cuentan con el derecho de desistimiento, que contempla un plazo de 14 días para devolver el producto.

© Sal Televisión es una marca registrada.
× ¿Qué necesitas?
Ir al contenido