Cavada plasma a Camarón en un edificio protegido por el PEPRICH

La máxima autoridad de la ciudad, tapa así las vergonzosas expropiaciones realizadas por el gobierno socialista de la Junta de Andalucía, que tanto dieron que hablar.

noticia de www.saltv.es

Años han tenido que pasar para que los anteriores dueños de la manzana entre la calle San Marcos y Montañeses de la Isla, se hayan alzado al fin con toda razón de lo denunciado en su momento.

Después de muchos años del abandono de una parcela afectada por aquellas expropiaciones, el gobierno de Patricia Cavada ha tenido a bien adecentar dicha parcela para plasmar a Camarón en los muros exteriores de una casa privada dentro del Conjunto Histórico de San Fernando. Hay que decir, que el lugar donde se ha impreso la cara del insigne cantaor está catalogado como edificios anteriores al S.XVIII, al igual que el Castillo de San Romualdo, lo que les hace ser edificio con una protección especial dentro del PEPRICH.

Sí, toda esta información está extraída del plan municipal que tiene ahogados a vecinos y comerciantes dentro del conjunto histórico de la ciudad. Los mismos comerciantes que ven como dicho plan no les deja, en algunas ocasiones, ni colocar el cartel identificativo de su establecimiento; o a hacerlo de manera nimia. Porque dicho mural sobre Camarón «está pintado en un muro protegido por el PEPRICH como perteneciente a edificios anteriores al S. XVIII».

La realidad es que las quejas de los vecinos colindantes están siendo muy sonadas. «Yo no puedo pintar mi fachada del color que me gustaría, pero si se puede poner un mural de Camarón en una pared protegida de igual manera que mi casa», argumenta uno de esos vecinos. «Está demostrado que a Cavada no le afecta el PEPRICH cuando le interesa a ella, lo demostró con las letras del Ayuntamiento, o con el acero corten de sus bajos; pero si afecta al cartel de mi negocio no pudiendo ser mayor de 35×35 centímetros», se aquejaba uno de los comerciantes cercanos a San Marcos.

La verdad es que la obra de arte, con un coste aproximado de 6.000€, tapa de una manera la vergüenza de las expropiaciones que realizó la Junta de Andalucía en años de socialismo. Expropiaciones que dejaron una parcela abandonada y sin ningún uso conocido hasta estos días, y que hasta días antes de la creación de la pintura mural, sus matorrales llegaban a la altura del hombro de los viandantes que convivían con los roedores que allí existían.

© Sal Televisión es una marca registrada.