El litoral de San Fernando, uno de los principales núcleos de reproducción del chorlitejo patinegro

Presentados los resultados de 2022 del proyecto de sensibilización y conservación desarrollado en el marco del convenio entre CEIMAR y Diputación de Cádiz

noticia de www.saltv.es

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Imprimir

El litoral gaditano cuenta en la actualidad con aproximadamente unas 300 parejas reproductoras de chorlitejo patinegro en un total de 21 núcleos reproductores distintos, principalmente localizados en el litoral de Tarifa, El Puerto de Santa María, Rota, Barbate y San Fernando y tienen como principal amenaza -repetida a lo largo de todo el litoral- el turismo masificado, la presencia de perros sueltos y el trabajo de maquinaria pesada en playas. Estas son algunas de las conclusiones expuestas en la jornada celebrada para presentar los resultados de 2022 del Proyecto ‘Diagnosis, Plan de Sensibilización y Conservación de Poblaciones Reproductoras de Chorlitejo Patinegro (Charadius Alexandrinus) en el Litoral Gaditano’, desarrollado en el marco del convenio de colaboración entre la Fundación CEI·MAR y la Diputación de Cádiz, junto al grupo de investigación de Conservación de Humedales Costeros de la Universidad de Cádiz. 

El vicepresidente segundo y responsable del Área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible, Javier Vidal, ha dado la bienvenida a esta jornada y ha señalado que “gracias a proyectos como éste, esta especie se ha convertido en el referente máximo de la necesidad de preservar el litoral gaditano y con él, toda la diversidad de flora y fauna que habita en las costas gaditanas». 

“La situación de vulnerabilidad en la que se encuentra es un claro indicador del impacto que la actividad humana ocasiona sobre las zonas costeras, así como de la merma de su calidad y de los servicios ecosistémicos que nos prestan”. Por tanto, “surge aquí la oportunidad de avanzar y trabajar hacia el cuidado ambiental del litoral, con el chorlitejo patinegro como abanderado de esta causa”, ha asegurado. 

Vidal ha reconocido la labor de las personas y entidades implicadas en esta segunda edición del proyecto: “No cabe duda que todos somos piezas fundamentales en este reto común de conservación de la biodiversidad gaditana y la mejora ambiental”, ha dicho. No obstante, ha hecho mención especial “al trabajo desinteresado que en muchos territorios realizan agrupaciones de voluntarios y voluntarias que juegan un papel fundamental en la divulgación y sensibilización entre la población residente y visitante, incluido el colectivo escolar”. 

Por su parte, el profesor de la Universidad de Cádiz, responsable científico del proyecto y del grupo de investigación Conservación de Humedales Costeros del departamento de los Servicios Centrales de Investigación Salinas La Esperanza (SCISE), Alejandro Pérez, junto con Nuria Martín, bióloga de SCISE, han hecho un resumen del trabajo de localización de parejas reproductoras en toda la franja litoral gaditana, destacando las zonas más representativas: Punta de los Saboneses (El Puerto de Santa María), Punta del Boquerón (San Fernando), Cañillos-El Retín (Barbate) y buena parte del litoral de Tarifa (Bolonia y Los Lances). 

Alejandro Pérez ha destacado que el número de parejas reproductoras con respecto al estudio realizado en 2021 se ha mantenido, aunque las zonas consideradas más relevantes para la reproducción y cría de la especie sí han visto aumentado el número de individuos. “Esto hace pensar que los esfuerzos de protección, balizamiento y cercado de las zonas más vulnerables están dando sus frutos y son unas medidas agradecidas por la especie”, ha señalado. En cuanto a las amenazas, durante el proyecto se ha identificado la presión que ejerce cada una de ellas en las diferentes áreas de estudio. 

Asimismo, Alejandro Pérez ha concretado una serie de propuestas de gestión para mejorar la conservación y el éxito reproductor de la especie como son: restringir el uso de maquinaria pesada y circulación de quads y motos por sistemas dunares costeros, considerar la localización de los núcleos reproductores de chorlitejo patinegro en los planes de explotación de playas, realizar campañas de sensibilización a personal de playas, aumentar la cartelería informativa e incitar a la colaboración a los chiringuitos y establecimientos y usuarios de las playas que se encuentran cerca de los núcleos reproductores. 

Otras medidas propuestas en la memoria del proyecto son el control de perros sueltos en las playas, el mantenimiento y reforzamiento de los sistemas de balizamiento y limitación de paso en las playas, dejar arribazones de algas en la orilla para la alimentación de los individuos, elevar las pasarelas de acceso a las playas para que permitan el paso de la fauna por debajo de las mismas, conectar las playas con zonas intermareales en las que el ave pueda alimentarse y estudiar y ordenar la ubicación de los chiringuitos lejos de las zonas más sensibles de cría. 

En este sentido, el diputado ha recordado las iniciativas que la Diputación lleva a cabo en el marco del Programa para la Gestión Costera de la provincia de Cádiz, en el que se encuadra esta acción a favor de la conservación del chorlitejo patinegro. Destacan los cursos sobre buenas prácticas de trabajo en el manejo de ecosistemas litorales, que han posibilitado la formación hasta el momento de unas 150 personas. Además, la institución ha invertido este año más de 23.000 euros en facilitar 2.900 balizas, 14.000 metros de cuerda y 1.038 carteles a los ayuntamientos que han solicitado material de balizamiento y limitación de paso a zonas de nidificación de especies vulnerables. 

En la jornada han participado representantes técnicos y políticos de ayuntamientos de la provincia, representantes de colectivos de voluntariado del territorio que han colaborado en el levantamiento de datos de campo, así como los directores de los parques naturales de La Bahía de Cádiz, de la Breña y Marismas del Barbate y del Estrecho.  

© Sal Televisión es una marca registrada.