La Asociación Española de Consumidores exige controles e inspecciones en los disfraces y maquillaje de Carnaval

Estos productos sin la seguridad y la calidad exigida por la legislación suponen graves riesgos

Crazy faces at the party
Facebook
X
WhatsApp
Telegram
Print

Se acercan los Carnavales y muchos consumidores ya se preparan para esta celebración con la venta de disfraces en muchos establecimientos. Desde ASESCON queremos advertir de la importancia de adquirir productos de calidad ya que en reiteradas ocasiones hemos podido comprobar como en diferentes años se han retirado productos de este tipo por no cumplir con la normativa de seguridad y etiquetado. 

En este sentido, hay que recordar que los disfraces para menores de 14 años se consideran juguetes y, entre otras cuestiones, deben tener la marca CE que garantice que los tejidos tienen una combustión lenta o advertir la existencia de piezas pequeñas o peligrosas.

Desde la Asociación Española de Consumidores señalamos a los ciudadanos que vayan a realizar estos días sus compras para Carnavales que tengan en cuenta una serie de recomendaciones:

  • Los disfraces siempre deben cumplir el etiquetado de las prendas textiles, indicando nombre, dirección y el NIF del fabricante, comerciante o importador, número de registro industrial en el caso de prendas fabricadas en España y composición del producto. 
  • El etiquetado de los disfraces para niños deberá figurar la marca CE, además de aportar información como: la edad recomendada, las advertencias de utilización y los datos de identificación del fabricante o responsable del producto. Así mismo, el etiquetado debe estar en español.
  • En el caso de los complementos, hay que prestar especial atención a las máscaras. Éstas deben disponer de orificios suficientemente grandes para que garanticen la correcta ventilación, y evitar así la asfixia. En cuanto a las pelucas, debemos cuidar que estén elaboradas con materiales resistentes al fuego, como el nailon o el poliéster. 
  • Con el maquillaje se debe extremar la precaución, ante el riesgo de que estos productos no hayan sido sometidos a los controles dermatológicos adecuados, por lo que puedan producir alergias. Normalmente, su etiquetado no suele reflejar la composición y, en muchos casos, estas pinturas pueden contener plomo, una sustancia perjudicial para la piel y la salud.
  • Recomendamos comprar en establecimientos especializados y evitar la venta ambulante ilegal.
  • Además, esta asociación de consumidores quiere hacer un llamamiento para que se realice un control en estos días previos por parte de las distintas administraciones públicas con competencia en materia de inspección de Consumo con el fin de evitar artículos que presenten un riesgo de asfixia o que no cumplen los requisitos legales en cuanto a inflamabilidad, implicando riesgos de quemaduras. Con esto se evitarían problemas con artículos no seguros retirados otros años por las Administraciones Públicas.

noticias

PUBLICIDAD

× ¿Qué necesitas?
Ir al contenido