Los hosteleros afectados en el proceso de adjudicación de las casetas de Feria presentan un recurso contencioso administrativo y solicitarán medidas cautelares

Este grupo de hosteleros insisten en que al dar prioridad absoluta en la adjudicación de casetas a los colectivos y las entidades sin ánimo de lucro el gobierno local socialista les discrimina bien dejándoles fuera de la Feria

Facebook
X
WhatsApp
Telegram
Print

Los hosteleros al frente de las casetas ‘Toma q toma’, ‘La Reja’, ‘Cuéntame’, ‘El Surtidor’, ‘La Clandestina’ y ‘La Alboreá’ ya han presentado el recurso administrativo contra las bases que regulan el proceso de adjudicación de casetas en la Feria del Carmen y de la Sal de este año en el Parque Almirante Laulhé. “Dichas bases se impugnan debido a que un acto administrativo como es un bando municipal, por rango normativo, no puede contradecir lo manifestado en una ordenanza y menos aún cuando lo hace modificando aspectos tan esenciales como es el acceso de los ciudadanos a la adjudicación de las casetas. Con ello se causa discriminación y se establece la norma como arbitraria en el sentido de que se prima  a unas entidades por encima de otras sin ninguna justificación por el mero hecho de ser entidades sin ánimo de lucro. También condenamos que se hayan establecidos criterios como una antigüedad de tres años para las entidades que solicitan casetas, cerrando así las puertas a aquellos que ejercen su derecho a constituir una entidad para contar con una caseta”, explica el abogado de este grupo de afectados, Alberto Prián, que además ha adelantado que los afectados han solicitado medidas cautelares y que el juez ha solicitado al Ayuntamiento que responda el recurso en un plazo máximo de diez días.

Este grupo de hosteleros insisten en que al dar prioridad absoluta en la adjudicación de casetas a los colectivos y las entidades sin ánimo de lucro el gobierno local socialista les discrimina bien dejándoles fuera de la Feria o bien causándoles prejuicios al tener que elegir sus casetas en último lugar en base a unas decisiones totalmente arbitrarias y electoralistas. “Insistimos: sin duda las entidades y colectivos deben estar presentes en el recinto ferial, porque se lo merecen, muchos de ellos tienen una función social y además son parte de la propia identidad de la fiesta, pero el peaje por ello no debe ser dejar fuera o causar prejuicio a unos profesionales que, desde el sector privado, siempre hemos estado comprometidos con la Feria y su dinamización y hemos contribuido desde la misma a crear empleo. Pero a nadie se el escapa que contentar a colectivos y entidades implica conseguir un número de votos mucho mayor. Tampoco hay que olvidada que el propio Ayuntamiento pidió nuestra colaboración para que la Feria en el Parque no luciese sin casetas tras el cambio de espacio. Y no tenemos ninguna duda de que volverá a llamar a nuestra puerta cuando las obras de La Magdalena concluyan y vuelva allí una Feria que estaba en claro declive. Fuimos, somos y seremos necesarios para la Feria del Carmen y no nos quedaremos de brazos cruzados ante este tratamiento tan injusto”, indican los afectados.

noticias

PUBLICIDAD

× ¿Qué necesitas?
Ir al contenido