Romero: “Cavada está forzando a las familias del CEIP San Ignacio a recurrir a la Justicia en busca de una solución”

AxSí reclama que la Junta de Andalucía también se una al recurso y apunta que la lentitud con la que el gobierno socialista tramita la adecuación del sistema eléctrico del edificio secundario confirma que la recuperación del comedor y otros servicios no están entre las prioridades del tándem López Gil/Cavada

noticia de www.saltv.es

ceip san ignacio5

El portavoz del Grupo Municipal AxSí, Fran Romero, y el coordinador de Organización de la Coordinadora Local de la formación, Antonio Gutiérrez, han mantenido un nuevo encuentro con representantes de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) de la Ecoescuela San Ignacio y del equipo docente del mismo para conocer las últimas novedades sobre este centro educativo. Un colegio cuyo edificio principal, recuerda Romero, fue declarado en ruinas por Cavada a finales del pasado mes de enero sin ni siquiera estimar las alegaciones presentadas tanto por el AMPA como por la Delegación Provincial de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía cuando se dio cuenta del informe técnico a finales de agosto.

“Con esta decisión Cavada pretendía desentenderse definitivamente de su obligación de mantener el colegio en las condiciones adecuadas a pesar de su compromiso/engaño antes de las elecciones. No hay que olvidar que fue precisamente la falta de mantenimiento del centro por parte del gobierno municipal la que le llevó a su actual estado. Con la decisión de declarar en ruina el edificio principal Cavada volvió a aferrarse al autoritarismo de su mal entendida mayoría absoluta y desoyó e ignoró las argumentaciones técnicas y jurídicas aportadas en sus alegaciones por madres, padres y la propia administración autonómica. Es lógico y normal el malestar de la comunidad docente y de estas familias respecto a una alcaldesa que ni les escucha ni les tiene en cuenta y que toma decisiones de manera fría, calculada e interesada”, indica el andalucista.

AxSí recuerda que la declaración definitiva de ruina conllevó el cierre del edificio principal y la pérdida para los alumnos del CEIP San Ignacio de numerosos equipamientos y servicios, entre ellos el de comedor. De hecho, desde el pasado 1 de febrero los alumnos del San Ignacio hacen uso del servicio de comedor en el cercano Colegio Quintanilla, teniendo que cubrir el trayecto que separa ambos centros. En estos momentos, la más urgente prioridad de madres y padres es que se realicen los trabajos necesarios para que el edificio secundario pueda ofrecer el servicio de comedor.

“El centro fue sometido a una inspección OCA de la instalación eléctrica que no superó, ya que es necesaria una adecuación de la instalación eléctrica por parte del Ayuntamiento para que, entre otras cosas, el edificio secundario pueda albergar un office de cocina y así poder reanudar el servicio del comedor en el centro. Y lo cierto es que, una vez más, las prioridades del gobierno local socialista se alejan de las de las familias del CEIP San Ignacio. Sin ir más lejos, desde el gobierno municipal se corrió para que el 8 de febrero se contratara a una empresa para vallar el edificio de Primaria por casi 6.000 euros, pero no fue hasta el 21 de febrero cuando se adjudicó por más de 4.300 euros el contrato para redactar el proyecto y dirección de obras para adecuación y legalización de la instalación eléctrica en baja tensión del edificio infantil del CEIP San Ignacio. Un proyecto del que aún no se sabe nada, a pesar de que el plazo para la redacción era de un mes y finalizó el pasado 21 de marzo. Por otro lado, superar la OCA es también imprescindible para que se amplíe el edificio secundario para recuperar equipamientos y servicios que se perdieron con el cierre del edificio principal, como el laboratorio, el aula de futuro y diversos despachos”, detalla Romero.

El portavoz adelanta que ante esta situación de abandono municipal a las familias del CEIP San Ignacio se les está obligando a tener que sopesar la opción de recurrir a un contencioso-administrativo con los costes que supone para que se revoque por parte del Ayuntamiento la declaración definitiva de ruina del edificio principal. “El vaso de la paciencia de estas familias ya se ha colmado y no descartan acudir a la Justicia para que, con base en base a documentados argumentos técnicos y jurídicos, se revoque la declaración de ruina. En este sentido, AxSí reclama a la administración autonómica que también recurra a un contencioso-administrativo con idéntico fin, ya que el deber de la Junta es estar al lado de estas familias y ésta también presentó en su día alegaciones al informe técnico previa a la declaración de ruina. Cada día que pasa, el gobierno local tira la toalla más lejos respecto al CEIP San Ignacio, como demuestra que recientemente se hayan reducido las labores municipales de limpieza. La comunidad educativa y las familias del CEIP San Ignacio no se merecen este trato por parte de su administración más cercana. Hablamos de un centro que permanece como referencia, tal y como demuestra que sigan recibiendo solicitudes de matriculación a pesar de esta complicada realidad. En cualquier caso, madres, padres y docentes nos encontrarán siempre a su lado en las reivindicaciones”, finaliza Romero.

© Sal Televisión es una marca registrada.
× ¿Qué necesitas?
Ir al contenido