Ayuntamiento e Hidralia acuerdan la puesta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Esta propuesta, que se basa en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, quiere avanzar hacia un nuevo modelo de ciudad y pretende crear mesas sectoriales de trabajo para tejer alianzas e integrar a diferentes actores y sectores

noticia de www.saltv.es

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

Esta propuesta, que se basa en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, quiere avanzar hacia un nuevo modelo de ciudad y pretende crear mesas sectoriales de trabajo para tejer alianzas e integrar a diferentes actores y sectores 

El Ayuntamiento de San Fernando e Hidralia han acordado la puesta en marcha conjunta de un pacto social, que pivote sobre las palancas que la gestión del ciclo integral del agua en la ciudad puede aportar, y en el que todos los sectores implicados en el desarrollo del municipio puedan llevar a cabo propuestas e iniciativas comunes que consigan avanzar en un nuevo modelo de ciudad, sostenible, innovadora y solidaria, especialmente con los colectivos más vulnerables. 

Esta propuesta, que espera poder culminarse en el primer trimestre del 2021, tiene el objetivo de desarrollar un acuerdo social estable, basado en tres ejes fundamentales para San Fernando: la solidaridad, el empleo de calidad y la reconstrucción verde de la ciudad. En definitiva, debe ser un Pacto Social que garantice una reconstrucción socioeconómica sostenible de la localidad y que aporte seguridad y confianza a la ciudadanía, con el compromiso de que nadie se quede atrás, y que esté alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y la Agenda 2030.

Un aspecto fundamental es que en dicho pacto debe estar representada la sociedad civil de San Fernando a través de todos los sectores implicados en el desarrollo tanto económico como social de la ciudad. Y es que para lograr el éxito en este empeño es necesario el compromiso de todos los actores (ciudadanos, administraciones, entidades sociales y empresas), para poder proteger los logros del estado de bienestar si todos los agentes acuerdan nuevas condiciones.  

De esta forma, gracias a la colaboración público-privada no solo se podrán movilizar recursos financieros, sino definir proyectos concretos y ejecutar las inversiones necesarias para garantizar los niveles de bienestar. El compromiso, en el marco de dicho pacto social, se basaría en el aporte de propuestas transformadoras y que generen un impacto real, reconociendo la experiencia y la capacidad de las entidades que ya tienen experiencia y trabajan en el territorio. 

Estrategia

La estrategia a seguir para poner en marcha esta acción es integrar las distintas propuestas de las mesas sectoriales definidas en una visión global. Esta visión global, integraría las principales necesidades y retos que demanda el municipio en materia de empleo, de inversiones para una verdadera reconstrucción verde y digital y de acciones solidarias con colectivos vulnerables. 

En términos generales, las propuestas se dividirán en tres pilares básicos: solidaridad, empleo y reconstrucción verde. Dentro de ellos, las iniciativas deberán:

  • Fomentar la reducción del impacto ambiental y la sostenibilidad de los recursos, para conseguir un modelo sostenible. 
  • Contribuir a la estrategia de las ciudades en relación con su adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático, mejorando su resiliencia ante sequías e inundaciones y garantizando la transformación digital y el desarrollo socioeconómico de las mismas.
  • Proteger a los colectivos vulnerables
  • Desplegar medidas que contribuyan al desarrollo del tejido productivo local.

Gestión medioambiental

Tal como se ha establecido entre Ayuntamiento e Hidralia, la gestión del ciclo integral del agua y un uso sostenible del recurso hídrico desde su captación hasta su limpia devolución al medio natural será el eje central en estas propuestas estratégicas, ya que es un sector con capacidad para generar riqueza, empleo y de transformar a los municipios en ciudades resilientes que hagan frente de una forma segura y sostenible al cambio climático. 

Así se deberán afrontar inversiones en infraestructuras que transformen el modelo económico hacia un crecimiento más sostenible y circular, basado en el equilibrio hídrico y la recuperación e integración de los espacios naturales como motor de desarrollo. Como ejemplo de esto, se han puesto de relieve actuaciones ya en marcha en la ciudad como el proyecto de recuperación del espacio de la Magdalena, las acciones para la integración de la ciudad con el Parque Bahía de Cádiz o la adecuación hídrica de la barriada Bazán.

Asimismo, la digitalización de los procesos del ciclo integral del agua es ya una realidad para la aplicación de soluciones avanzadas en la gestión de los servicios públicos. Así, el telecontrol, la sectorización y la aplicación de la tecnología más avanzada está consiguiendo mejorar el mantenimiento de infraestructuras y la eficiencia hídrica del municipio, haciendo un uso eficiente del recurso y asegurando una respuesta rápida ante los ciudadanos frente a las inclemencias meteorológicas. Además de la eficiencia operativa ante estos fenómenos, también cabe destacar la colaboración con la Universidad de Cádiz, con la que Hidralia firmó un convenio para estudiar y monitorizar los vertidos en periodos de lluvia y articular medidas para minimizar su impacto en el Parque Natural de la Bahía.

Medidas sociales

De la misma forma, los dos promotores del Pacto Social han apuntado que esta recuperación de las ciudades necesita tener el foco puesto en las personas, en su ciudadanía. El empleo, la puesta en marcha de medidas sociales para las personas más vulnerables y el apoyo al tejido productivo no pueden quedarse atrás en esta reconstrucción verde. 

Así, Ayuntamiento e Hidralia abogan por la total garantía del acceso al agua, principalmente de los colectivos en riesgo, a quienes nunca se les corta el agua por problemas económicos y con quienes mantiene distintas medidas de ayuda y bonificaciones como el fondo social. Actualmente, entre otras medidas, se está trabajando en la implantación del Mínimo Vital, que será un paso más respecto al protocolo de actuación actualmente vigente dirigido a familias y colectivos vulnerables de la ciudad. Hay que recordar que este protocolo incluía una partida para el año 2020 de 50.000 euros para el Fondo Social, destinado a abonar las facturas de aquellas familias isleñas en situación de vulnerabilidad que no pueden hacer frente a los recibos del agua, acreditados por los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

La alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, ha puesto de relieve el compromiso del Ayuntamiento con las acciones de este Pacto Social que encaja con los objetivos que persigue el Gobierno municipal para poner en marcha proyectos que incluyan criterios sostenibles y de transformación del territorio, que sean innovadores, aporten mejoras a lo existente y sean de uso masivo para la ciudadanía. Además, la regidora resaltado la oportunidad de liderar estos procesos y así estar preparados para aprovechar los fondos europeos que vienen ahora en la programación europea 2021-2027 y con los fondos de recuperación impulsados por la Unión Europea como instrumento de respuesta a la pandemia de Covid-19. 

Por su parte, el gerente de Hidralia, José Luis Trapero, ha añadido que “para llevar a cabo todos estos proyectos creemos absolutamente necesaria la generación de alianzas. Y todo ello, con la máxima transparencia, conocimiento y rigor, elementos imprescindibles en el liderazgo de un proyecto común para avanzar en un nuevo modelo de desarrollo sostenible, con el impulso y el acuerdo de todos”.

© Sal Televisión es una marca registrada.