Comienza la renovacioón de los contenedores de basura

El plan de implantación estará culminado en un mes. El nuevo sistema va a permitir un mayor grado de eficiencia en la recogida, automatizando las operaciones y reduciendo los tiempos, reduciendo la huella de carbono del servicio y mejorando la accesibilidad y el uso por parte de la ciudadanía

Comienza la renovación del parque de contenedores de la localidad, que va a permitir la sustitución de los 2.073 existentes en la ciudad por unos nuevos que serán mayoritariamente de recogida lateral, y que van a mejorar la integración con el entorno urbano con una mayor calidad estética que redunda en la imagen del municipio. Los nuevos contenedores van a potenciar la retirada selectiva de residuos, permitirán un mayor grado de eficiencia automatizando las operaciones y reduciendo los tiempos del servicio, y disminuirán la huella de carbono de estas tareas. Además, serán más accesibles para la ciudadanía al rebajar la altura, disponer de un sistema de identificación del residuo en braille para las personas con deficiencia visual y contar con unidades de accionamiento manual para personas con movilidad reducida.

El plan de renovación del parque de contenedores es una de las principales mejoras previstas en el nuevo contrato de recogida, transporte de residuos y limpieza viaria del que se hizo cargo la empresa Cespa Compañía Española de Servicios Públicos Auxiliares S.A. Los trabajos de esta actuación comenzaron a finales de febrero con la recepción de las unidades, que se han ido montando y ensamblando por parte de ocho operarios de la empresa suministradora Contenur Oval, y continúan ahora con la distribución y colocación en las calles de San Fernando, una tarea que se prevé que esté culminada en un mes.

La renovación afecta a todas las fracciones de recogida de residuos, y se instalarán de forma mayoritaria contenedores de carga lateral (1.598 unidades), aunque también los habrá de carga trasera (263 unidades) y de otros sistemas (212 unidades). En el caso de los de carga lateral, se van a ubicar en unos 530 puntos de recogida totales y habrá 506 unidades para restos orgánicos, 438 unidades para envases, 339 unidades para papel (todos ellos de 3.000 litros) y 315 para vidrio (de 2.000 litros). Además, en el marco de las mejoras también se van a instalar un total de 304 islas de reciclaje, que son puntos que agrupan contenedores de todas las fracciones y tipos de residuos en el mismo espacio.

Hay que destacar que otra de las novedades de los nuevos contenedores que ya se están instalando por la ciudad es que disponen de un dispositivo centrador fijado al pavimento, lo que evita su desplazamiento y la posible interferencia con zonas peatonales o de estacionamiento.

Cada una de las unidades incorpora también información de servicio sobre los horarios de recogida, así como teléfonos de contacto del servicio de recogida de muebles, y detalles sobre la aplicación Línea Verde para fomentar su uso y así mejorar y reforzar la limpieza en la localidad.

Esta renovación del parque de contenedores también incluye la puesta en funcionamiento de seis nuevos vehículos recolectores para el sistema de carga lateral. Estos camiones garantizan de forma autónoma, a través de un conductor, todas las operaciones de recogida, e incluyen como novedad la recogida lateral de la fracción de vidrio.

Un total de 13 operarios se están encargando desde hoy y durante las próximas semanas de la distribución y colocación de los contenedores, que por el momento están almacenados en un espacio de 8.000 metros cuadrados cedido por el Ministerio de Defensa. La distribución en la calle se realizará de forma secuencial por calle y barrio, hasta completar cada una de las rutas, y se han iniciado esta misma mañana por la zona norte (Casería). Estas tareas están apoyadas por seis camiones con capacidad de transportar entre dos y cuatro contenedores, un furgón hidrolimpiador y un baldeaceras.

En lo que respecta a los contenedores de sistema de carga trasera, que suman un total de 263 unidades, se va a limitar a aquellas ubicaciones en las que no sea posible la implantación de unidades de carga lateral, especialmente zonas del casco histórico donde se integran con los contenedores soterrados. 

En este caso, se van a sustituir los contenedores de 1.700 litros por otros de 1.100, lo que va a facilitar la apertura de la tapa al ser de menor tamaño. Además, para garantizar el servicio en el volumen disponible y no aumentar el número de contenedores en el centro urbano, se ha establecido un refuerzo de recogida en horario de tarde.

Hay que recordar que esta renovación integral del sistema de recogida de residuos es una de las principales mejoras previstas en el nuevo contrato de recogida, transporte de residuos y limpieza viaria del que se hizo cargo en octubre Cespa. Este contrato tiene una vigencia de cuatro años con posibilidad de prórroga a otros dos, y asciende a un importe anual de cerca de 8,6 millones de euros, lo que supone una inversión total de casi 34,4 millones de euros.