El PP busca “encauzar” las Ordenanzas Fiscales con 18 alegaciones

Los populares lamentan que PSOE y Ciudadanos intenten recaudar de los isleños “lo mismo que en tiempos de bonanza económica”

El Partido Popular (PP) de San Fernando ha presentado un total de 18 alegaciones a las Ordenanzas Fiscales que el Gobierno de PSOE y Ciudadanos persigue poner en marcha en 2021.

El presidente local y portavoz del PP en el Ayuntamiento isleño, aseguró, que las alegaciones presentadas por su partido buscan la reducción de costes frente a la política recaudatoria, convertida en el ‘santo y seña’ de la socialista Patricia Cavada al frente del ejecutivo local.

“Desde nuestro Grupo Municipal ya expresamos, en el pleno donde se aprobó el borrador de las Ordenanzas, nuestra disconformidad con el escaso esfuerzo realizado por este equipo de gobierno para reducir la carga fiscal municipal y adaptarla a la situación de crisis que estamos viviendo. Más aún, sabiendo que en el próximo ejercicio aún tendremos que lidiar con las enormes secuelas sociales y económicas generadas por la pandemia”, ha dicho Loaiza.

De las 35 ordenanzas fiscales municipales vigentes sólo en cinco se han introducido reducciones o bonificaciones para 2021, modificaciones además de escasa relevancia económica. De hecho, la única modificación que ha podido ser cuantificada económicamente es la bonificación para el primer semestre de la “Tasa por la ocupación con terrazas”, cuya repercusión se ha cuantificado por los técnicos municipales en apenas 38.000 euros.

En cuanto al IBI, tras la subida del 6% aprobada para 2020, tampoco hay modificaciones relevantes para 2021 más allá de algunas leves pinceladas en viviendas de tipo VPO y aquellas en las que se instale energía solar. “Más de 19 millones de euros que se sacarán del bolsillo de los ciudadanos sin tener en cuenta su capacidad económica, fuertemente mermada en este último año”, afirmó.

Tampoco modifica la alcaldesa socialista el Impuesto sobre Vehículos de tracción Mecánica, con el que piensa seguir recaudando casi cuatro millones de euros.

Ni el Impuesto de Plusvalía, con el que finalmente recaudarán mucho más de lo previsto, “ya que desgraciadamente el número de fallecimientos ha sido anormalmente alto y no se ha previsto ninguna bonificación al respecto”. No debemos olvidar que éste es un Impuesto de carácter no obligatorio, que podría ser modificado para aliviar la fiscalidad de las transmisiones mortis causa por fallecimientos acaecidos durante la pandemia.

Respecto a las bonificaciones referidas al Impuesto de Actividades Económicas (IAE), desde el PP se entiende que buscan un efecto más publicitario que de ayuda real a los ciudadanos, puesto que hace ya muchos años que todas las personas físicas, autónomos y profesionales, están exentas de tributar por IAE, así como todas aquellas empresas, personas jurídicas, que tengan una cifra de negocio anual inferior al millón de euros. Así pues, una rebaja en este impuesto beneficia a un porcentaje muy bajo de empresarios isleños.

“Recaudar como en tiempos de bonanza, sin reconfigurar las prioridades ni adaptarse a los escenarios actuales, no es una medida ni justa ni social ni progresista”, insistió el edil popular. “El Ayuntamiento es la administración más cercana al ciudadano, la que más conoce de sus necesidades, y por ello este equipo de Gobierno debería alejarse en todo lo posible de políticas confiscatorias. Por el contrario, deberían reducir impuestos con contundencia no con limosnas”.

Es un hecho que las familias y empresas de San Fernando soportan demasiada presión fiscal que influye negativamente en la creación de empleo y en la generación de riqueza. Hemos superado en noviembre la barrera de los 13.000 parados. Mantener los mismos impuestos y tasas a empresas y familias no hacen sino generar una “asfixia” económica que va contra los intereses de crecimiento económico de nuestra ciudad.

En relación al impuesto de más calado de cuantos maneja el Ayuntamiento, el IBI, el PP ha propuesto la bajada del coeficiente para contrarrestar la subida impuesta por PSOE y Ciudadanos en 2019. Además, se solicita que se abra el abanico para aumentar el número de familias numerosas isleñas que puedan beneficiarse de una bonificación en su recibo del IBI; y la reducción de la cuota tributaria anual en la parte proporcional al tiempo en que la actividad empresarial o profesional no se pueda ejercer por imperativo legal.

Los populares entienden, asimismo, que “debemos insistir, desde el ámbito público, contribuir con las entidades que luchen contra las desigualdades sociales y tengan como fin la mejora y ampliación de los servicios relacionados con la asistencia social a los colectivos más desfavorecidos”. Por ello solicitan la exención de este impuesto a los vehículos cuya titularidad corresponda a entidades de asistencia social y organizaciones de ayuda mutua o benéficas inscritas en el Registro de Entidades, Centros y Servicios Sociales de la Junta de Andalucía, que tengan como finalidad prestar apoyo a colectivos o personas con discapacidades, en riesgo de exclusión social, víctimas de violencia de género o personas sin techo.

El PSOE y Ciudadanos subieron en las Ordenanzas de 2020 la tasa por inmovilización de vehículos un 500 por ciento, “no hablamos de la retirada por parte de la grúa, sino de mantener inmovilizado cualquier vehículo, una medida relativamente poco costosa. Entendemos que las tarifas actuales son excesivas para servir de elemento disuasorio o coercitivo para evitar las malas prácticas en este ámbito y volvemos a insistir en surebaja”.

En materia de regulación de estacionamiento de vehículos de tracción mecánica en la vía pública, ORA, el PP vuelve a proponer la posibilidad de obtener la tarifa reducida de Residente Diario a propietarios de locales comerciales que ejerzan en dicho local su actividad comercial o profesional aunque no estén allí empadronados. El mantenimiento de la Tarjeta de Residente estará condicionado a la situación de alta en la Actividad y no se podrá obtener más de una Tarjeta de Residente por persona y vehículo. Asimismo, proponen bonificar en un 50% las tarifas para los vehículos calificados como ECO y cero emisiones.

Relativa a la ordenanza sobre las terrazas, el PP pide que, habida cuenta de la situación generada por el COVID-19, la ocupación de terrenos de uso público con mesas y sillas, esté exenta del pago de la preceptiva tasa durante todo el año 2021.

El PP también ha presentado sus alegaciones para que se reduzca la tasa a los detallistas de los mercados municipales mientras duren las obras que deben llevarse a cabo para reparar los daños ocasionados por la mala ejecución de la reforma proyectada por el Ayuntamiento; así como el abaratamiento de la relativa a la emisión de partes de intervención de la Policía Local.

“Las Ordenanzas presentadas por el PSOE y Ciudadanos aumentan la carga fiscal, demostrando que no tienen un programa de ciudad y no se adoptan las medidas encaminadas a apoyar a los isleños que más están sufriendo esta crisis”, ha explicado José Loaiza.

El portavoz del PP, espera que estas alegaciones “cuenten con el apoyo de toda la Corporación, porque buscan encauzar unas Ordenanzas coercitivas y que no se ajustan a la realidad que atraviesa, también, nuestra ciudad”.

leave a reply