El PP lamenta que la ciudad vuelva a contar con unos presupuestos irreales

Los populares pidieron en el pleno que se rebajaran las tasas e impuestos municipales

noticia de www.saltv.es

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
Imprimir

El Partido Popular (PP) ha mostrado su decepción por la falta de participación que exhibe el gobierno de Patricia Cavada y que se ha materializado en el rechazo de los socialistas a las alegaciones presentadas por los populares a los presupuestos municipales para este año.

Esta situación, unida a unas cuentas irreales, han obligado al PP a votar en contra de los presupuestos para 2022, dejando en evidencia la soledad del gobierno que encabeza Patricia Cavada. “No podemos apoyar estos presupuestos por muchas razones, en primer lugar porque los ingresos están sobreestimados”, afirmó la concejala popular, Inmaculada Marín.

Marín explicó que, el documento elaborado por PSOE y C’s, establece para 2022 ingresos por importe de 85 millones de euros, pese a reconocerse que los ingresos están sobreestimados en más de 6,7 millones de euros, “más aún después de la adaptación de la ordenanza de plusvalía municipal a la nueva normativa que reducirá en gran medida los ingresos por este concepto”.

Lo mismo sucede con las partidas de gastos, que también están sobreestimadas. Los créditos iniciales de los gastos que reflejan las cuentas para 2022 no son compromisos reales con la ciudadanía, sino que, en la mayoría de los casos, son solo meros techos de gastos que finalmente se quedan sin ejecutar. Prueba de esto es que, en 2021 se han quedado sin ejecutar partidas por importe de más de 48 millones de euros.

Las desviaciones en la ejecución son “realmente preocupantes”, y la razón final estriba en que los presupuestos no están bien elaborados y adaptados a la capacidad real de este Ayuntamiento.

Por otra parte, desde el PP se argumenta que los presupuestos son el reflejo económico de las políticas a desarrollar y como tal, deben ser flexibles y adaptarse de algún modo a las circunstancias y necesidades reales de cada ejercicio.

Desde el año 2020, Cavada utiliza un presupuesto con una estructura de gasto similar, insertando variaciones mínimas en algunas partidas. En su redacción para 2022, al igual que para 2021, no se han tenido en cuenta políticas concretas para afrontar y paliar las consecuencias que la crisis está teniendo sobre nuestra economía.

“La situación económica actual es muy compleja, y si nada lo remedia será aún peor. Estamos entrando en un periodo de estanflación, donde una inflación desmesurada se une a datos preocupantes de desempleo y de nulo crecimiento económico. Todas las administraciones deberían volcarse en minimizar los daños que se van a ocasionar a empresas y ciudadanos, pero el gobierno de Cavada sigue sin reaccionar”, alertó la edil popular.

Inmaculada Marín aseguraba en su intervención que su partido “ha echado en falta la creación de un paquete de medidas excepcionales para ayudar a la ciudadanía. Tampoco observamos medidas de apoyo extraordinario e impulso a las iniciativas emprendedoras”.

Las partidas destinadas a Empleo y Turismo siguen siendo claramente insuficientes. La población de San Fernando se ha reducido en casi 2.000 personas desde 2015, algo que está íntimamente relacionado con la falta de empleo y de oportunidades de futuro, que está obligando a nuestros ciudadanos a marcharse.

Este abandono de políticas de empleo y de desarrollo turístico tiene su fiel reflejo en el presupuesto para 2022. “Observamos cómo de siete áreas en las que divide la gestión en el Ayuntamiento, se han asignado al área de Desarrollo Turístico y Empleo solo un 1’51 por ciento de los recursos anuales, nada proporcional a su importancia”. Algo aún más grave si finalmente como en 2021, solo se termina destinando un 0’2 por ciento del presupuesto total para políticas de turismo y empleo.

“El Ayuntamiento -recordó- va a terminar 2021, con pandemia, nuevamente con unos remanentes millonarios. Pero, ni por eso el PSOE y C’s han decidido para 2022 reducir impuestos y tasas”.

“El gobierno de Cavada se vanagloria de reducir la deuda del Ayuntamiento, pero sin aclarar que se hace a costa de recaudar excesivamente dinero a isleños que quizás no puedan pagar sus propias hipotecas. Este gobierno debería explicar que la deuda municipal se reduce por la subida del 6 por ciento del IBI que llevaron a cabo en el ejercicio 2020, también como consecuencia de no hacer frente a la tasa de residuos de los ejercicios 2016, 2017, 2018 y 2019 a la que se habían comprometido y que, finalmente, están pagando los ciudadanos.

“Debería explicar Cavada que su gobierno genera superávit gracias a no haber repartido ni un solo euro de la subvención de 60.000 euros para fomento del empleo, o de los 10.000 euros de dinamización para el comercio, o porque entregan al comedor social El Pan Nuestro solo 9.000 euros en todo el ejercicio 2021, que supone un gasto diario de 24’66 euros, mientras que Cavada destinó más de 1260 euros al día (460.000 euros anuales) a propaganda. También gracias a no ejecutar 570.000 euros destinados a ayudas sociales”.

En definitiva, que se reduce deuda por el enorme esfuerzo de los mismos ciudadanos que, cada vez mas empobrecidos, contribuyen con sus impuestos a que este gobierno “mantenga su espiral de lujos, y gracias a la escasa generosidad que está demostrando”.

En sus alegaciones, el PP solicitó reforzar las partidas que prestan una labor social a personas vulnerables como Cáritas, El Pan Nuestro, San Vicente de Paúl o Red Madre; reduciendo partidas destinadas a la propaganda y el autobombo para poder crear subvenciones para autónomos, ampliar la partida para dinamización del comercio, o establecer incentivo a la creación de empresas y un plan de empleo local. Ninguna fue tomada en cuenta por el ejecutivo de Patricia Cavada.
“No son tiempos para superávits millonarios y dinero inmovilizado en cuentas públicas, sino para poner todas nuestras armas financieras y recursos al servicio de nuestra ciudad”, afirmó Marín.

© Sal Televisión es una marca registrada.