El PP pide a Cavada ayuda para los pescaderos y responsabilidades políticas por las obras del Mercado Central

El presupuesto inicial casi se ha duplicado por los errores detectados tras recepcionar el Ayuntamiento la obra

El presidente local y portavoz del PP, José Loaiza, junto a las concejalas Mª José de Alba y Carmen Roa, han visitado el Mercado Central para conocer de primera mano el desarrollo de los trabajos que nuevamente va llevar a cabo el Ayuntamiento.

Los pescaderos no dudaron en mostrar a los ediles del PP su preocupación por cómo piensan desarrollarse las obras, así como evidenciaron el malestar por la situación que llevan padeciendo desde 2017 como consecuencia de una mala ejecución en el traslado de sus puestos.

Según los propios detallistas, las obras de adecuación de la Pescadería se llevarán a cabo en dos fases afectando cada una de ellas a la mitad de los puestos. Esta decisión “salomónica” la ha adoptado el Gobierno municipal, supuestamente, para que la remodelación no afecte a la vez a todo el colectivo. Por ello, primero se intervendrá en un lateral de la plaza de abastos y, posteriormente, en la otra.

“No nos convence”, subrayaba un pescadero. “Cómo vamos a tener el género expuesto mientras están trabajando, con todo lo que ello conlleva de suciedad, polvo y ruidos, en los puestos de enfrente. Eso no hay comercio que lo resista ni creemos que lo vaya a permitir Sanidad”, le manifestaban a Loaiza.

Ante el panorama que se le avecina a este colectivo, el presidente popular mostró el compromiso de su partido de solicitar al Ayuntamiento la concesión de ayudas económicas durante el tiempo que duren las obras. “No es de recibo que los pescaderos estén pagando una mala ejecución de los trabajos y la falta de control municipal que ha existido sobre las obras. Vamos a pedir al Gobierno de Cavada que decrete, con carácter urgente y extraordinario, la concesión de ayudas al gremio de los pescaderos que les ayude a resistir esta nueva chapuza del ejecutivo socialista”, señaló Loaiza.

El traslado de los puestos de la Pescadería se adjudicó en septiembre de 2017. Desde entonces, comerciantes y usuarios del Mercado Central sufren las consecuencias de unos trabajos que con el tiempo han evidenciado que fueron realizados sin el debido control municipal.

Prueba de ello es que la contratista utilizó la red de desagües existente que no era apta para su utilización por parte de los puestos de pescadería. Esto, sumado a otros fallos de ejecución, ha originado la aparición de constantes problemas, tanto en los propios puestos como en el aparcamiento subterráneo del Mercado, en donde se cuentan más de una veintena de filtraciones.

Si la obra inicial tuvo un coste para las arcas municipales de 228.282 euros a esa cantidad hay que sumarle ahora los trabajos desarrollados en junio pasado y que buscaban atajar el problema por importe de 21.392 euros. Finalmente, el Gobierno ha adjudicado nuevamente la obra que costará a los isleños 161.687 euros. El presupuestos inicialmente previsto se ha duplicado y las nuevas obras van a multiplicar el daño al comercio detallista ya que muchos puestos volverán a tener que cerrar sus puertas al público.

Desde el PP ha vuelto a exigirse a Patricia Cavada que, ante el “desastre” provocado por un claro descontrol en la gestión municipal, que se depuren ya la responsabilidades políticas, que tiene el Gobierno municipal. “Alguien tiene que responder por esta situación. Cavada no puede seguir callada y protegiendo a quien tenga la responsabilidad política de una situación que nos va a costar mucho dinero a los isleños”.

leave a reply