Instalados 5 minipuntos limpios en la ciudad para el reciclaje

Son de tipo ‘mupi’ y en cada uno de ellos se podrán depositar siete tipos diferentes de pequeños enseres de uso doméstico. De esta forma, se facilita a la ciudadanía el reciclaje selectivo y se avanza en la implantación de la economía circular

Ya ha comenzado la instalación de cinco minipuntos limpios tipo ‘mupi’ para residuos de pequeño tamaño, lo que va a permitir la recogida selectiva de enseres de uso doméstico para su posterior reciclado.

Se van a ubicar  en diferentes zonas de la ciudad como en el cruce entre las calles Mineras con Rondeñas (Camposoto); en la avenida Almirante León Herrero; en el bulevar de Reyes Católicos; en la calle Juan Sebastián El Cano; y en la avenida San Juan Bosco (rotonda de la Policía Local).

Fuentes municipales aseguran que son los primeros de estas características que se instalan en San Fernando, aunque la propuesta es que se puedan ampliar con el paso del tiempo y una vez se analice la demanda que tienen. Cada uno de estos minipuntos tendrá siete compartimentos para depositar en ellos discos de CD y DVD, cartuchos de tinta, pilas, bombillas, móviles o cargadores o residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos. Además, cada una de las máscaras de recogida también ofrece información y teléfonos de contacto sobre la retirada de residuos y muebles, o sobre la aplicación Línea Verde, así como un mensaje de concienciación y de compromiso contra el cambio climático en el que se especifica que las acciones particulares son la herramienta más eficaz en esta lucha. 

La empresa encargada de la retirada de los residuos en San Fernando, Cespa (Compañía Española de Servicios Públicos Auxiliares S.A.), será la que se encargue de la recogida periódica de estos residuos, que llevará hasta el Punto Limpio, para posteriormente continuar con el ciclo para su reciclado.

Esta mejora del servicio en la ciudad se enmarca en el nuevo contrato de recogida, transporte de residuos y limpieza viaria del que se hizo cargo la empresa Cespa. Este contrato tiene una vigencia de cuatro años con posibilidad de prórroga a otros dos, y asciende a un importe anual de cerca de 8,6 millones de euros, lo que supone una inversión total de casi 34,4 millones de euros.