Preocupación por el aumento del paro en San Fernando

Desde el Ayuntamiento se recuerda que ya se trabaja para aumentar las líneas de ayudas para paliar la crisis sufrida por hosteleros y comerciantes, así como para asentar las bases del cambio de modelo productivo de la ciudad

Los datos de desempleo correspondientes al pasado mes de febrero dejan un total de 13.689 parados en la ciudad, 214 desempleado más que en el mes anterior. Las cifras del municipio reflejan el estado del mercado laboral provocado por la situación sanitaria actual, que está cerca de cumplir ya un año, y que ha tenido como consecuencia una radical ruptura de la tendencia a la baja del desempleo en la localidad que se había logrado encadenar hasta marzo de 2020. 

Como ha explicado la delegada de Desarrollo Turístico y Empleo, Regla Moreno, “al cierre perimetral de la ciudad le hemos sumado este mes el cierre de la actividad no esencial por más de tres semanas, lo que como era de esperar ha llevado a hosteleros y comerciantes a una situación crítica y, por lo tanto, ha provocado una destrucción de empleo que se traduce en estos datos negativos”.

Moreno ha expresado la preocupación del Gobierno local por “estas cifras negativas del desempleo, que son claramente consecuencia de la pandemia”. No en vano, el sector más perjudicado ha sido el sector servicios con 188 parados más (el 88% del total de los registrados durante el mes de febrero), seguido de la construcción e industria que tienen también una subida, pero mucho más leve. 

Como ha resaltado la delegada, “son unas cifras duras pero esperadas tal y como ha evolucionado esta tercera ola, que ha minimizado la actividad económica y no ha permitido, como ya sabíamos de antemano, la celebración del Carnaval que es una fiesta importante para el movimiento de personas en la ciudad”. 

En este punto, Moreno ha querido destacar el papel fundamental del comercio y la hostelería en la salud económica de la ciudad, y por eso “este equipo de Gobierno ha trabajado y lo sigue haciendo para apoyar este sector tanto con medidas propias como dando a conocer a este gremio las ayudas puestas en marcha por otras administraciones”.

Hay que recordar que esta administración local ha prorrogado la bonificación de las tasas de terraza para todo el año 2021. Además, se está trabajando ya para ampliar las ayudas del Plan de Apoyo a los Autónomos y microempresas o pequeñas empresas “impulso!, unas ayudas a las que el Consistorio destinó 250.000 euros, y en las que ahora se prevé una ampliación de otros 32.000 euros para dar cabida a todas las peticiones realizadas. Del mismo modo, el Ayuntamiento prorrogará en 2021 la exención total de la licencia por tasa de apertura. De hecho, San Fernando es el único municipio de nuestro entorno que mantiene esta exención de tasas para establecimientos de menos de 1.000 metros cuadrados.

Aunque las cifras son negativas, hay que resaltar que en este año de pandemia la evolución del desempleo en San Fernando se ha mantenido un punto por debajo del aumento del paro en la provincia. Así, mientras que Cádiz ha crecido un 25,52%, nuestro municipio se queda en un 24,52%. Como ha apuntado Moreno, “los datos no son positivos, pero sí que reflejan que la situación que se vive en la ciudad es la misma de la provincia de Cádiz y Andalucía, donde las cifras de desempleo no han cesado de subir incluso por encima de la media de nuestra ciudad”.

Por si esto fuera poco, hasta la llegada de la pandemia y sus consecuencias en marzo de 2020, la ciudad de San Fernando había conseguido contener la subida del paro y lograr una estabilidad por debajo de los 11.000 desempleados. 

De hecho, hasta marzo de 2020, el ritmo de destrucción de empleo registrado en la ciudad se había visto paralizado y la tendencia era totalmente distinta. Sin ir más lejos, en febrero de 2020, un mes tradicionalmente malo para el mercado de trabajo, se logró una ligera bajada de los demandantes de empleo gracias a eventos como el Carnaval. 

Estas cifras, que hace un año antes de la aparición del Covid-19 estaban por debajo de los 11.000 parados, eran un gran avance y contrastaban con la de cerca de 14.000 desempleados con los que contaba la localidad cuando el actual gobierno inició su andadura en 2015.

Ahora, tal como ha apuntado Moreno, desde el Gobierno municipal se seguirá trabajando para revertir la situación y consolidar aquella tendencia, siempre en la línea que desde el Ayuntamiento se ha marcado para cambiar el modelo económico de la ciudad y transformar el tejido productivo.