Reclaman que la Feria del Carmen y de la Sal no discrimine a ninguna persona

Solicitan que desde el Ayuntamiento se adopten medidas que garanticen la accesibilidad a ambos recintos

Facebook
X
WhatsApp
Telegram
Print
 

La concejala del Partido Popular (PP) de San Fernando, Malu del Río, ha pedido al gobierno de Cavada que adopte medidas que garanticen la accesibilidad universal en la Feria del Carmen y de la Sal. La edil recuerda que desde sus orígenes, la feria isleña ha sido uno de los eventos más importantes a nivel social, económico y turístico de la ciudad, destacándose por su poder de convocatoria y carácter multitudinario.

Sin embargo, la decisión unilateral adoptada por Cavada de trasladar las casetas al Parque Almirante Laulhé, ha exacerbado el efecto multitudinario debido al espacio reducido del recinto, incrementando la necesidad de una mayor seguridad.

«Desde el Ayuntamiento, se debe trabajar constantemente para propiciar tanto la seguridad como la participación ciudadana en igualdad de condiciones, tomando las medidas necesarias para garantizar la accesibilidad universal», afirmó Del Río.

A nadie se le escapa que es crucial eliminar cualquier tipo de barrera física, sensorial o cognitiva que impida a las personas con discapacidad, ya sea temporal o permanente, desenvolverse con autonomía y disfrutar plenamente de la Feria. Las asociaciones de personas con movilidad reducida llevan años solicitando al gobierno de Cavada una feria más accesible, una demanda que ha cobrado aún más relevancia con el traslado del recinto de casetas.

Garantizar la accesibilidad universal implica que las personas con diversidad funcional puedan participar en todas las actividades, «esto requiere la implementación de medidas que abarquen desde la movilidad hasta la comunicación y comprensión. Debemos considerar cómo se mueven las personas por el entorno, cómo se comunican y cómo comprenden y son comprendidas», añadió la concejala.

El Partido Popular propone que el Ayuntamiento cuente con un Plan Específico de Accesibilidad para eventos multitudinarios, similar al que se aplica en materia de seguridad. Este plan debería incluir tanto requisitos ineludibles como un conjunto de pautas y recomendaciones aplicables, elaboradas con las aportaciones y conocimientos de diversas asociaciones y colectivos dedicados a la defensa de los derechos de las personas con discapacidad.

«No debería haber excusas para impulsar acciones que conduzcan a avances concretos y específicos. Muchos ayuntamientos ya cuentan con documentos de estas características para fomentar la participación de todas las entidades implicadas en la organización de la feria, desde la administración hasta el sector privado», subrayó Malu del Río.

El diseño de unas fiestas accesibles, donde todas las personas puedan disfrutar en igualdad de oportunidades, es esencial para detectar y eliminar las barreras existentes. Este enfoque, además, permite recoger las reivindicaciones históricas de las asociaciones y colectivos.

«Consideramos que la labor de inspección municipal desempeña un papel fundamental para garantizar el cumplimiento de las normas en lo que respecta a la ocupación del espacio dentro del Recinto Ferial», concluyó la concejala.

noticias

PUBLICIDAD

× ¿Qué necesitas?
Ir al contenido