Romero: “El conflicto creado en torno a la denuncia a ESISA obligan a Cavada a cesar a Márquez como presidenta de su Consejo de Administración”

noticia de www.saltv.es

AxSí detalla que Márquez no informa en ningún momento de que el origen real de su denuncia procedía de lo que le traslada su suegro, vecino del portal número 5 la Barriada Bazán, y recuerda que denunció sin consultarlo previamente al Consejo de Administración de ESISA
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

El portavoz del Grupo Municipal AxSí, Fran Romero, ha valorado el anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia esta semana relativo a la asunción por parte del delegado municipal de Presidencia y Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, de la gestión de las ayudas de la Inversión Territorial Integrada (ITI) para la barriada Bazán, que fueron encomendadas a la Empresa de Suelo Isleña (ESISA) y cuyo importe asciende a 5,6 millones de euros. Este relevo en la gestión se produce tras la abstención presentada por la delegada municipal de Urbanismo y presidenta del Consejo de Administración de ESISA, Claudia Márquez, basada en el artículo 23.2.a) de la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público. Dicho precepto plantea que las autoridades tienen la obligación de abstenerse en cualquier procedimiento si hay interés personal en el asunto.

Hay que recordar que dicho cambio tiene lugar diez meses después de que Márquez denunciase a la propia Empresa de Suelo en torno a la encomienda de gestión realizada a ESISA para asesorar a los propietarios de las viviendas de Bazán sobre estas ayudas para la rehabilitación de los bloques. Una denuncia que implica de forma directa a la Empresa de Suelo cuyo consejo de administración preside y a sus trabajadores. 

Romero explica que Márquez interpuso dicha denuncia el 25 de enero de 2021 en la Fiscalía por la información prestada por su suegro, vecino del portal número 5 de la barriada Bazán. Por tanto, debería aplicarse igualmente el apartado b del artículo antes citado y haberse abstenido desde el principio y no intervenir en el procedimiento que inicia en su denuncia, ya que también existe situación de conflicto de interés por tratarse de la información que le presta su suegro.  Dicho artículo contempla como motivo de abstención “Tener un vínculo matrimonial o situación de hecho asimilable y el parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado o de afinidad dentro del segundo, con cualquiera de los interesados, con los administradores de  entidades o sociedades interesadas y también con los asesores, representantes legales o mandatarios que intervengan en el procedimiento, así como compartir despacho profesional o estar asociado con éstos para el asesoramiento, la representación o el mandato”.

“Márquez debió comunicar al Ayuntamiento esta primera situación de conflicto de interés entre sus cargos de delegada municipal de Urbanismo y presidenta del Consejo de Administración de ESISA y debió aclarar que dicha información que origina la presentación unilateral de la denuncia venía de su suegro. En cambio, no comunicó nada de esa circunstancia por registro de entrada al propio Ayuntamiento ni a ESISA. Actuó a espaldas del Consejo de Administración de ESISA y del Pleno del Ayuntamiento, hasta que el 15 de noviembre de 2021 presentó un escrito en el Ayuntamiento comunicando que podía existir causa de abstención en el expediente de la encomienda de gestión de ESISA, ya que el Juzgado de instrucción ha abierto diligencias por un escrito que ella había presentado en la Fiscalía sin comunicarlo fehacientemente ni al Ayuntamiento ni a ESISA. Este paso se produce diez meses después de presentar la denuncia”, explica Romero.

“Desde AxSí entendemos que Márquez también debió comunicar su abstención por encontrarse en un segundo conflicto de interés por la situación que ella misma ha creado al denunciar a la empresa que preside ya que su cónyuge es administrador de una empresa cuyo objeto social es la consecución de subvenciones y el asesoramiento para obtener adjudicaciones y licitaciones públicas y que está domiciliada en la vivienda de su suegro en el mismo bloque 5 de la Barriada Bazán. Curiosamente el único portal de toda la Barriada Bazán, de un total de 27, que parece que no está conforme con la tramitación es el del suegro de la delegada de Urbanismo, no constando ninguna queja ni verbal ni escrita de ningún otro bloque ni de ningún otro vecino de ese portal. Y sin olvidar que la famosa reunión con el presidente del bloque 5 fue promovida por la señora Márquez que llamó a dicho vecino presidente teniendo lugar en la vivienda del suegro y domicilio social de la empresa”, continúa el portavoz.

El líder de AxSí tampoco entiende como la propia alcaldesa salió en prensa el 13 de febrero de 2021, días después de que Márquez presentase la denuncia en Fiscalía, afirmando que desde ESISA se había presentado toda la documentación con seriedad y rigor y se había obtenido las más altas puntuaciones. “No entendemos cómo se puede presumir del trabajo de ESISA y al mismo tiempo haber asesorado a Márquez en la presentación de la denuncia tal y como la misma reconoce en el Consejo de Administración de 25 de octubre de 2021. No entendemos que un expediente que ha sido supervisado y sobre el que la propia Junta de Andalucía ha concedido las subvenciones fuese objeto de denuncia por Márquez sin ni siquiera una consulta previa al Consejo de Administración de ESISA, que es quien llevaba la encomienda de gestión y colaboró con la Barriada Bazán para la presentación de la documentación”, recalca Romero.

“Entendemos que lo que en un principio debería de haber hecho Márquez es comunicar su doble conflicto de interés para que la información que su suegro le trasladó hubiese sido tramitada como cualquier otra denuncia que se recibe en el Ayuntamiento. En cambio, lo que parece es que ha existido un trato diferente en su tramitación, saltándose todos los procedimientos establecidos. En este mismo sentido, el artículo 55 de la Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común afirma que “Con anterioridad al inicio del procedimiento, el órgano competente podrá abrir un período de información o actuaciones previas con el fin de conocer las circunstancias del caso concreto y la conveniencia o no de iniciar el procedimiento”, trámite que se ignoró detalla el líder de AxSí. 

“Con su manera de obrar, Márquez ha dejado en situación de total indefensión a ESISA y sus trabajadores. No se puede saltar el procedimiento y denunciar posibles ilícitos penales antes de informar al Consejo. La tardía abstención y nombramiento del delegado de Presidencia no son suficientes. Existen motivos más que sobrados para que la señora Márquez dimita de sus responsabilidades como presidenta del Consejo de Administración de ESISA. Desde AxSí creemos que ya no está legitimada para seguir desempeñando estas funciones. Es lo menos que se merecen los isleños e isleñas y la Empresa de Suelo que ella ha echado a los pies de los caballos sin titubeo alguno. Titubeo que sí demuestra en su posición en todo este procedimiento: presenta la denuncia como Presidenta del Consejo de Administración, miente al Consejo en sesión del 25 de octubre cuando afirma que denuncia a título personal, se persona en las diligencias previas y declara como acusación particular y a continuación lo niega. Y si Cabada no toma cartas en el asunto será cómplice de todo lo que está ocurriendo en ESISA”, finaliza Romero.

© Sal Televisión es una marca registrada.