Se adjudican las obras de Mariana de Pineda

El Ayuntamiento de San Fernando ha adjudicado las obras para la reforma completa de la calle Mariana de Pineda, por un valor de más de 243.000 euros. Estas obras van a permitir una mejora sustancial de la accesibilidad y la movilidad de esta céntrica vía, así como actuaciones para renovar las canalizaciones y acometidas. Todo ello incluye la mejora de las redes existentes de alcantarillado, agua potable y servicios de alumbrado público y telecomunicaciones, además de la colocación de pavimento nuevo de adoquines de granito, cumpliendo con la normativa vigente de accesibilidad.

La empresa Rhodas Albañilería será la encargada de ejecutar la reurbanización de la calle y los trabajos tendrán lugar en la vía al completo, desde su intersección con la calle Manuel Roldán hasta la calle Albina del Puente con un plazo de ejecución de cuatro meses

Según la Delegada de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, se han realizado reuniones previas donde se ha informado de todos los detalles a los responsables de la asociación de vecinos de la Pastora y la Federación de Asociaciones de Vecinos ‘Isla de León’. En estos momentos también se trabaja en el dispositivo de tráfico que se pondrá en marcha una vez comiencen los trabajos en esta vía, punto clave de las comunicaciones entre el centro de la ciudad y la salida de San Fernando y que, por lo tanto, tiene mucho tránsito y alta presencia de tráfico rodado.

Según la edil de Desarrollo Urbano, esta mejora de la calle Mariana de Pineda contempla todas las necesidades de esa importante vía y prevé una transformación profunda gracias a un proyecto que se ha diseñado de la mano de los vecinos y vecinos, y con el objetivo de dar respuesta a sus necesidades y lograr una calle con mucha mayor calidad urbana.

El proyecto elaborado prevé la creación de una plataforma única que va a permitir el acceso peatonal con una acera amplia, apta para el acceso con sillas de ruedas y para personas con movilidad reducida y sin obstáculos, y con nuevo mobiliario urbano. En uno de los laterales de la vía se ubicarán los aparcamientos y el arbolado, que además contará con un sistema de riego con goteo. La zona que se reserva para el paso peatonal se delimitará y se diferenciará de la calzada rodada con elementos de señalización (pivotes).

En definitiva, se trata de una actuación que busca una reforma integral de la calle, y también va a propiciar que se presten los servicios básicos con la máxima garantía, al tiempo que la dotará de una estética y una calidad urbana acorde con una vía del casco histórico.