Un estudio sitúa al Templo de Melqart-Hércules en el Cerro de los Mártires

Un estudio publicado recientemente en la revista Spal, abre una nueva hipótesis en la que se ubica a este legendario templo el Cerro de los Mártires en San Fernando

Investigadores de las universidades de Cádiz y de Córdoba planificaban la puesta en marcha de un proyecto de investigación conjunto centrado en la búsqueda del más viejo y famoso santuario de Occidente: el Templo de Melqart-Hércules.

Este arduo trabajo de localización se llevará a cabo, por primera vez, con nuevas tecnologías no invasivas aplicadas a la arqueología, técnicas con las que trabaja la Unidad de Geodetección del Patrimonio Histórico-Arqueológico de la UCA, coordinada por el catedrático Lázaro Lagóstena y que se ha convertido en los últimos años en una de las mejor equipadas de España debido a la adquisición de una serie de herramientas de última generación que poseen una amplia capacidad para la exploración de grandes superficies, así como de generar modelos tridimensionales y nubes de punto de los elementos naturales y artificiales del subsuelo ligados a las ocupaciones históricas, además de georreferenciar toda la información, susceptible por tanto de integrarse en los análisis de metodología GIS (siglas en inglés de Sistema de Información Geográfico).

Es importante indicar, que esta colaboración se centrará en analizar todas las hipótesis existentes relacionadas con la posible ubicación del Templo de Melqart-Hércules. Entre estas investigaciones se encuentra la publicada recientemente por el profesor Antonio Monterroso Checa, de la Universidad de Córdoba, en la revista Spal, en la que se plantea, con sólida base, la hipótesis de que este santuario no estuvo en el islote de Sancti Petri, como se ha señalado hasta ahora. De hecho, en esta nueva vía de investigación, se propone como mejor emplazamiento el Cerro de los Mártires en San Fernando. La propuesta se ha basado en la utilización de los datos del Instituto Geográfico Nacional y del Instituto Español de Oceanografía, además de otros argumentos histórico-arqueológicos, como base cuantitativa de invalidación de esa situación tradicional en función de las oscilaciones, acciones y nivel del mar en el s. IX. a.C.

Tanto Lázaro Lagóstena como Antonio Monterroso Checa, que dirigen dos unidades universitarias centradas en la teledetección aplicada a la arqueología en sus respectivas instituciones, plantean el inicio de un proyecto que comenzará con acciones de divulgación sobre la imagen histórica del templo y sus emplazamientos. Para que este trabajo conjunto surta los efectos deseados en transferencia y desarrollo, se han iniciado ya los contactos con los principales agentes del territorio y el Ayuntamiento de San Fernando, en cuyo término se sitúa el posible emplazamiento del santuario, así como de la zona del Castillo de Sancti Petri, quienes se ha mostrado favorable, interesado y comprometido en esta iniciativa.

La propuesta científica que se está elaborando supondrá el comienzo de una colaboración más estrecha entre las dos universidades, a través de dos equipos especializados, a los que se sumarán otros investigadores con, el objetivo de llegar a identificar el preciso emplazamiento del santuario más suntuoso, antiguo y famoso de Occidente.